Memorias del príncipe de Talleyrand

Colección dedicada a la historia y la literatura memorialísticaColeccion de libros Desvan de Hanta

Hanta, el protagonista de Una soledad demasiado ruidosa de Bohumil Hrabal, tiene un trabajo singular: todos los días tiene que destruir con una enorme trituradora de papel los libros que han sido prohibidos por el régimen que gobierna su país. Pero Hanta tiene un punto de locura, y una rebelde atracción por la belleza, teñida de curiosidad, lo empuja a no seguir las órdenes al pie de la letra. Y así cada día, lenta y meticulosamente, Hanta va llevándose a casa al menos uno de los volúmenes que debería reducir a polvo.
Con los libros que salva de la destrucción, Hanta se va salvando a sí mismo. Al igual que este personaje, la colección Desván de Hanta desea rescatar grandes textos que no deben quedar en el olvido.
La historia se repite, con matices, avanzando en espiral, y entenderla ayuda a superar lo que parece inevitable. Nos interesa especialmente descubrir el diálogo que se establece entre un protagonista de la historia y la historia misma. Atender a esas voces autobiográficas es asistir a la crónica de la historia desde la primera fila.

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Memorias del príncipe de Talleyrand

Memorias del príncipe de Talleyrand

€18,00
Autor : Charles-Maurice de Talleyrand

En estas páginas, el político, diplomático y estadista que dirigió la política exterior de Francia de finales del siglo XVIII e inicios del XIX y diseñó la nueva Europa tras las guerras napoleónicas, se muestra ante nuestros ojos en plena actuación.Sus Memorias son un documento histórico de extraordinaria importancia,escrito con mesurada distancia con una prosa elegante, concisa y clara.

Colección Desvan de Hanta
Páginas 496
Encuadernación Rústica UVI con solapas
Formato 125 x 195 mm
ISBN 978-84-942232-3-5

«Si la conversación de Talleyrand se vendiese, yo me arruinaría», dijo en una ocasión la excelente Madame de Staël. «Es usted el rey de la conversación en Europa»,reconoció en otra ocasión Napoleón. Pero ese gran don no sólo le sirvió al príncipe de Talleyrand para reinar en los salones galantes del Gran Siglo, sino también para seducir, negociar y convencer en las cancillerías de todas las potencias europeas en tiempos de guerra y paz.

Libros destacados