Memorias de Fouché

Colección dedicada a la historia y la literatura memorialísticaColeccion de libros Desvan de Hanta

Hanta, el protagonista de Una soledad demasiado ruidosa de Bohumil Hrabal, tiene un trabajo singular: todos los días tiene que destruir con una enorme trituradora de papel los libros que han sido prohibidos por el régimen que gobierna su país. Pero Hanta tiene un punto de locura, y una rebelde atracción por la belleza, teñida de curiosidad, lo empuja a no seguir las órdenes al pie de la letra. Y así cada día, lenta y meticulosamente, Hanta va llevándose a casa al menos uno de los volúmenes que debería reducir a polvo.
Con los libros que salva de la destrucción, Hanta se va salvando a sí mismo. Al igual que este personaje, la colección Desván de Hanta desea rescatar grandes textos que no deben quedar en el olvido.
La historia se repite, con matices, avanzando en espiral, y entenderla ayuda a superar lo que parece inevitable. Nos interesa especialmente descubrir el diálogo que se establece entre un protagonista de la historia y la historia misma. Atender a esas voces autobiográficas es asistir a la crónica de la historia desde la primera fila.

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Lo que yo pienso sobre la guerra

Lo que yo pienso sobre la guerra

€18,00
Autor : Lev Tolstói

Sus reflexiones a partir de la vivencia de la guerra lo acompañarían toda la vida.Fue sobre su apuesta por la desobediencia civil y por la no violencia, basada en
su anarquismo evangélico, que se levantó la acción política de Mohandas Gandhi y de Martin Luther King.

Colección Desvan de Hanta
Páginas 328
Encuadernación Rústica UVI con solapas
Formato 125 x 195 mm
ISBN 978-84-942747-2-5

Tolstói combatió en la guerra de Crimea. En la «Pequeña Rusia», que es como entonces se llamaba a la actual Ucrania, las tropas rusas libraron frente a la alianza turco-anglo-francesa una brutal guerra de desgaste que sería anuncio de la guerra de trincheras del 14. La experiencia en los campos de batalla afectó hondamente al joven oficial y resultó decisiva tanto para afirmar su vocación de escritor, como para aquilatar su pensamiento político.
Tras escribir los relatos sobre el sitio de Sebastopol, en los que se reveló como un extraordinario «reportero del alma», Tolstói decidió que su destino eran las letras.

Libros destacados